transformación-enfoque-hotelero

Las reservas de última hora están suponiendo una transformación en el enfoque comercial hotelero, sobre todo en las políticas tradicionales del revenue management puesto que este fenómeno amenaza con no tener vuelta atrás en el proceso.

Los consumidores eligen sus viajes con menos antelación y hace reservas cada vez más cortas, ocasionando una revolución en la forma de comercializar las habitaciones, completamente distinto a la forma de gestionar inventarios que se ha venido haciendo tradicionalmente. Sin embargo cada vez se hacen más viajes,esto debido que encuentran en la afluencia de apps que estimulan las reservas de última hora y también que las OTAs (Online Travel Agency) facilitan al consumidor encontrar habitaciones en cualquier momento, además de que le familiariza con hacer el proceso él mismo.

Las consecuencias de este auge de la última hora se aprecia en que cada vez más las hoteleras están teniendo que variar su políticas respecto a los cargos de cancelación, que se convierten en una herramienta clave para optimizar la gestión de la reserva más anticipada.

Además, los hoteleros tienen un importante reto con la tentación de bajar el precio a medida que se acerque el día de la reserva, puesto que se corre el riesgo de malacostumbrar todavía más al cliente además de por venderle a tarifas muy bajas, por estimularle que lo haga más cerca de la fecha del viaje.

Una buena opción para integrar eficiencia es a través de un asistente virtual que responde a las preguntas de los huéspedes en tiempo real, les resuelve dudas y les permite reservar servicios a través del móvil. Digamos, un chatbot que vendría sustituyendo al “call center”.